En nuestra asimetría genética, con un Ilíaco posicionado mas anterior (Izdo/ Swing) que el otro (Dcho/Stance) cada  Cuadrado Lumbar se comporta de manera diferente; sin embargo, el abordaje es más sencillo, integrador y resolutivo de lo que solemos observar en las prescripciones habituales.

De nuevo, forma y función van de la mano.

En un Ilíaco más anterior (Izdo) el cuadrado lumbar está en tensión concéntrica debido a la extensión posicional (la lordosis más acentuada en ese lado) a lo que se le añade la tensión excéntrica añadida por la rotación de la columna al lado derecho entre T8/T12, donde lucha por traer el peso sobre la cadera izquierda para estabilizarla. El resultado de tanto trabajo en dos planos (sagital y transversal) es irremediablemente doloroso.

En el lado derecho, por la compresión que muestran las costillas en ese lado (en RI y depresión) teniendo en cuenta sus inserciones (últimas costillas e Ilíaco) el cuadrado lumbar está en constante tensión como EXHALADOR.

Para revertir la situación, la intervención mediante la respiración diafragmática con el objeto de recuperar la posición exhalatoria de las costillas (Oblicuo Interno en el lado izquierdo) es clave para recobrar la funcionalidad del diafragma en ese lado y traccionar la pelvis al lado izquierdo: como consecuencia, recuperaremos automáticamente el equilibrio posicional entre ambos Iliacos, restableciendo la adecuada relación elongación/tensión entre ambos cuadrados lumbares.

Recordemos: el comportamiento artrocinemático que vayamos a observar es previsible teniendo en cuenta las relaciones posicionales que se establecen, tanto óseas como articulares.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *