Cuántas veces te encuentras con un cliente que no es capaz de mantener una exhalación más de 3”…?

Te has fijado en su caja torácica? 

Seguro que sus costillas están en rotación externa, y su caja torácica proyectada hacia adelante, lejos de su CDM. 

Qué nos indica? De entrada un escaso dominio del plano sagital, y como consecuencia de la orientación de su caja torácica, y la elongación y la falta de control excéntrico e incapacidad funcional agonista de los abdominales oblicuos. 

Pensemos en las inserciones de los oblicuos: costillas 5-10, ilíaco, cresta del pubis, línea alba… nos dan una muy completa referencia sobre su acción sobre la pelvis y la caja torácica, sobre la alineación entre ambas y por lo tanto sobre la capacidad para alcanzar la expansión posterior: nadie puede exhalar prolongadamente con un patrón extensor (bracing) instalado.

Pensemos ahora en la línea fascial Oblicua Anterior, (AOS) donde el OE de un lado se interrelaciona con el OI y el aductor contralateral: la marcha se organiza en patrones cruzados determinados por el alcance e interrelación óptimas de expansión y compresión donde los oblicuos tienen mucho que decir según su acción sobre la línea alba (compresión OE y expansión OI).

La posición de la caja torácica determina el acceso a la función y las relaciones de elongación/tensión entre los abdominales laterales, que contribuyen a controlar la posición del tórax en la inspiración: imaginemos un bracing en un DL pesado con un CDM desplazado anteriormente, en el que perdemos el control sobre la parrilla costal como consecuencia de su pobre ventaja mecánica…qué consecuencias estructurales podrá tener?

Recobrar la funcionalidad del plano sagital restablecerá la óptima relación elongación/tensión en los oblicuos y el soporte muscular que necesitamos para la exhalación completa. 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *