Ninguna posición/postura es intrínsecamente peligrosa si tenemos la capacidad de salir de ella.

Cuando caminamos, necesitamos que al apoyar el pie inicialmente en el suelo, nuestra parrilla costal se expanda y las costillas roten externamente, en orden a crear el espacio que nos traslade hacia adelante. (yielding).

Que nuestro Centro de Masas se coloque sobre el apoyo es el resultado del aprovechamiento elástico y fascial (momentum) característico de la marcha, gracias a la acción del brazo (arm swing) que facilita la rotación del tronco sobre la cadera de la pierna que se apoya y la extensión de la cadera contralateral gracias a la extensión del brazo del mismo lado.

Básicamente la marcha es una actividad elástica, que necesita de la alternancia entre la expansión /compresión y la adecuada relación entre sus magnitudes asociadas e indirectamente proporcionales: volumen y presión.

Para trasladarnos inicialmente hacia adelante necesitamos que nuestro cuerpo sea capaz de aprovechar la energía elástica con el mínimo gasto metabólico (yielding, expansión, no PIA) pero para salir del stance, en el que nuestro CDM está sobre el apoyo, necesitamos superar la acción de las fuerzas de reacción del suelo y la acción de la carga gravitatoria junto con nuestro peso corporal: la PIA nos ayuda a producir esa fuerza de compresión que nos propulsará hacia adelante. (overcoming, compresión).

Intrínsecamente, la marcha y la carrera son diferentes en su estructura: la carrera tiene un componente más concéntrico en la fase propulsiva debido a la velocidad que necesitamos imprimir al desplazamiento, mientras que la marcha tiene un claro componente elástico, energéticamente eficiente y de menor componente metabólico. (Michaud, 2021) y por lo tanto no sería posible aprovechar el momentum que caracteriza la marcha sin el necesario componente de expansión. 

Para ello no necesitamos PIA, pero si el control excéntrico de los antagonistas y la adecuada relación elongación-tensión que establece el equilibrio tensegrítico de nuestro sistema fascial.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *