Si queremos resultados reales, los planteamientos también deberían serlo.

1️⃣EJERCICIOS ANALÍTICOS: LOS RECURSOS MÁS FRECUENTES. La visión aislada, intentando solucionar parcialmente rangos y acciones musculares NO es funcional. No es posible inhibir la acción de unos rígidos rotadores externos o flexores de cadera con trabajo de movilidad y estiramientos, porque nuestro sistema no funciona de esa manera: la posición de las costillas, por ejemplo, es determinante para que la cadera pueda aducir, rotar internamente y extenderse.

2️⃣LA RESPIRACIÓN ES EL EJE QUE ARTICULA LA INTERVENCIÓN. Y como no se comprende muy bien, no se utiliza como se debería. Un diafragma fuera de función induce al sobreuso de la musculatura accesoria; podemos masajear o estirar un pectoral menor tenso (como muchos correctivos así lo indican) que si el patrón respiratorio no implica al diafragma, jamás se relajará. Se trabaja extensión torácica ante una cifosis pronunciada cuando la causa es un esternón deprimido que comprime la parrilla costal anterior: una vez el aire fluye a la zona, todo se normaliza. Una visión miope nunca puede conducir a un resultado funcional e integrativo.

3️⃣LA CARGA GRAVITATORIA Y LA UBICACIÓN DEL CENTRO DE MASAS, DOS CONDICIONANTES QUE SE OBVIAN.La individualidad marca la selección y la prescripción VÍA VALORACIÓN INDIVIDUAL: no todos los clientes tienen estructuras similares ni responden igual a la GRAVEDAD, así que mil ejercicios en el haber se vuelven inespecíficos e incluso contraproducentes, dependiendo de cómo y a quien se apliquen porque la respuesta será no sólo diferente, sino en algunos casos potencialmente peligrosa. Recordemos que buscamos MOVIMIENTO RELATIVO VS. ORIENTACIÓN. No queremos rangos toda costa.

Sólo por denominarse “correctivos” NI SON GARANTÍA NI SE PUEDEN APLICAR INDISCRIMINADAMENTE. Siempre, CRITERIO.

Publicaciones Similares