El SQUAT básicamente revela la capacidad de ADELANTAR LAS RODILLAS a la vez que la CADERA SE DESPLAZA POSTERIORMENTE manteniendo la flexión torácica, o lo que es lo mismo, EVITANDO LA COMPRESIÓN POSTERIOR.

El problema surge cuando nuestro cuerpo gestiona ineficazmente la CARGA GRAVITATORIA: con un CDM proyectado ANTERIORMENTE, los CUÁDRICEPS son incapaces de ceder excéntricamente a nivel distal para que las rodillas se adelanten, la tensión del POSTERIOR PELVIC OUTLET condiciona el desplazamiento posterior de la cadera, los PARAVERTEBRALES  permanecen concéntricamente hipersolicitados al igual que los FLEXORES PLANTARES, y lo mas importante: se pierde la FUNCIONALIDAD DEL DIAFRAGMA PÉLVICO, que no es capaz de EXPRESARSE CONCÉNTRICAMENTE en el MID ROM (90º-120ºde flexión) debido a la imposibilidad de NUTAR EL SACRO; si le sumamos la INCAPACIDAD DE LOS OIs y TVAs y su dificultad para coordinarse con la EXPANSIÓN DEL MEDIASTINO POSTERIOR (flexión torácica), es inevitable  además la PÉRDIDA DEL CONTROL SOBRE EL PLANO FRONTAL.

En este escenario el primer objetivo es siempre MAXIMIZAR LA ASCENSIÓN CONJUNTA DEL DIAFRAGMA TORÁCICO Y PÉLVICO, así que el foco de la RESPIRACIÓN en el ascenso y en el descenso está condicionado en primera instancia por la ESTRUCTURA DEL INDIVIDUO, y segundo, por la necesidad de ESTABILIZARLO, inhibiendo las acciones musculares que dificultan el acceso a las mecánicas expuestas.

Inicialmente es necesaria una llamada a la SENSATEZ: con individuos que presentan un PATRÓN EXTENSOR MUY MARCADO, el objetivo número uno es el RESETEO ESTRUCTURAL Y LA RECONCILIACIÓN CON EL PLANO SAGITAL: en este caso, estarían indicadas las variantes de WALL SQUAT (soporte de la espalda en la pared) acompañadas de la respiración diafragmática (a ser posible con globo) y un LOW REACH que favorezca la INHIBICIÓN BILATERAL DEL MEDIASTINO POSTERIOR que pasa a ser el primer objetivo puesto que los abs profundos permanecen elongados y mecánicamente en desventaja con una PELVIS EN FLEXIÓN e ILÍACOS EN ABDUCCIÓN.

En este caso y cuando se aprecie un POBRE CONTROL SAGITAL, estaría indicado EXHALAR TANTO DESCENDIENDO COMO ASCENDIENDO, en orden a mantener la inhibición de los paravertebrales y la conexión de OIs y TVAs: recordemos, el objetivo es la ASCENSIÓN MÁXIMA DE AMBOS DIAFRAGMAS. 

De hecho, en individuos con una DEFICIENTE ESTABILIZACIÓN INTRÍNSECA, es muy buena opción INSPIRAR, descender EXHALANDO, mantener una ISOMETRÍA de unos 3” + 3 respiraciones completas EN EL RANGO MEDIO DEL SQUAT, INSPIRAR de nuevo y EXHALAR ascendiendo. 

La razón? Nos interesa MUY MUCHO LA CAPACIDAD EXCÉNTRICA EN ISOMETRÍA DEL DIAFRAGMA. Obviamente, esto es sólo sólo VIABLE CON CARGAS LIGERAS usando, por ejemplo, una Goblet o una Zercher con polea, como CALENTAMIENTO PREVIO (muy efectivo, por cierto) al trabajo de Squat.

El OBJETIVO FINAL A ALCANZAR sería la capacidad de INSPIRAR EN EL DESCENSO, pero es necesario tener en cuenta la CAPACIDAD DE CONTROL EXCÉNTRICO DE OIs y TVAs; y si esto no es posible, prima SALVAGUARDAR LA ESTRUCTURA, así que la EXHALACIÓN sería la elección cuando la ALINEACIÓN SE VE COMPROMETIDA ante una muy evidente compresión posterior.

Por otro lado, la  EXHALACIÓN ES PRESCRIPTIVA Y NO NEGOCIABLE EN EL ASCENSO DEL SQUAT: la RI de las costillas y la POSICIÓN EXHALATORIA DEL TÓRAX inhibe la acción de los paravertebrales y ORIENTA CONCÉNTRICAMENTE los estabilizadores profundos, favoreciendo el CONTROL DE LOS PLANOS SAGITAL/ FRONTAL y el acceso al MID ROM.

Publicaciones Similares