Sabemos que FORMA y FUNCIÓN van de la mano. 

Por lo tanto, una DISPOSICIÓN ÓSEA/ARTICULAR INADECUADA determina que cierta musculatura se vea sobrecargada concéntrica y otra excéntricamente, debido a la incapacidad de acceder al rango neutro, o lo que es lo mismo, de establecer una adecuada relación elongación/tensión.

La cadera izquierda, y más en concreto la posición del ilíaco izquierdo, está orientada a la fase inicial de la marcha (SWING) que se corresponde con las mecánicas de expansión: RE, FLEX Y ABD.  La cadera se flexiona y el ilíaco se anterioriza. 

Ocurre todo lo contrario en la cadera opuesta: debido a un diafragma derecho más grande con mayor capacidad exhalatoria y la disposición de las vísceras de mayor volumen hacia ese lado, nuestro SNC reconoce más la PRESIÓN Y EL PESO: la parrilla costal se cierra, deprime y rota internamente, el tórax se abduce ipsilateralmente (flexión lateral) el ilíaco derecho se posterioriza y se establecen con mayor eficacia las mecánicas de compresión: RI, EXT, ADD. Por lo tanto, la cadera derecha asume el STANCE de manera natural.

Sin embargo, la marcha, la carrera y cualquier desplazamiento demandan RECIPROCIDAD Y ALTERNANCIA. 

SWING y STANCE representan el 40% y el 60% del ciclo de la marcha respectivamente, y necesitamos que ambas caderas respondan adecuadamente en cada una de las fases para que nuestro SNC evite estrategias no deseables (ORIENTACIÓN VS. MOVIMIENTO RELATIVO) en orden a facilitar nuestro desempeño motor. 

Solución? Facilitar la musculatura del STANCE en la cadera izquierda y la del SWING en la cadera derecha, mientras inhibimos la sobresolicitada reduciendo su actividad concéntrica.

REPOSICIONAR INICIALMENTE la pelvis va a facilitar LA ALTERNANCIA de los ilíacos, y para ello necesitamos los OBLICUOS EN FUNCIÓN y restablecer el patrón respiratorio diafragmático, que reclutará la musculatura que nos interesa inhibiendo la accesoria. LA RESPIRACIÓN SIEMPRE ES EL PUNTO DE PARTIDA. 

Todo ello se traducirá en MOVIMIENTO RELATIVO facilitando el ACCESO AL ROM NATURAL, evitando las restricciones motoras que se manifestarán sin duda alguna en el caso de que no obremos en consecuencia.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *